Parvovirosis canina. Parvo

La parvovirosis canina o parvo es una de las principales enfermedades virales que pueden afectar a nuestro cachorro de perro, y sin una atención inmediata, lo más probable es que termine muriendo.

Nuestro cachorro es más vulnerable que un perros adulto ya que su sistema inmunológico aún no está formado, lo que hace que el virus del parvo ataque al aparato digestivo de nuestro animal provocando diarrea sanguinolenta y maloliente, que es fatal sin tratamiento.

El parvo es muy contagioso y se transmite por contacto directo entre perros, en lugares de paso contaminados o cuando cachorros y perros adultos ingieren el virus que se encuentra en la materia fecal procedente de perros infectados.

Algunos síntomas que pueden alertar de una infección: vómitos, diarreas, pérdida de apetito, apatía. Ante cualquiera de estos síntomas, se debe acudir cuanto antes al veterinario.

Lo más importante es la prevención mediante vacunación, de modo que si has adquirido un cachorro, es muy importante no sacarlo a la calle y tenerlo en contacto con otros perros hasta que no haya sido vacunado por tu veterinario de confianza.