Añadir nuevo comentario

Según el PP, los rabos de los perros son una amenaza para sus cuidadores y por eso hay que cortarlos

El diputado murciano del Partido Popular, Francisco Bernabé, dejó unas lamentables declaraciones en el Congreso, durante la ratificación del Convenio europeo de protección de animales de compañía que prohibe los cortes de cola, orejas, sección de cuerdas vocales y extirpación de uñas y dientes por motivos estéticos o caprichosos.

Como venimos informando, durante toda la tramitación el Partido Popular se ha posicionado a favor de la tortura de los perros e intentado por todos los medios introducir una enmienda al texto para que sea legal amputar orejas y rabos por capricho.

Francisco Bernabé ha defendido la posición del Partido Popular diciendo textualmente en la tribuna del congreso que: "no se trata sólo de proteger a los perros, sino también a las personas que los tienen y que los cuidan y que los quieren. El efecto látigo existe. Perros fuertes, poderosos, de caza, que no controlan el movimiento de su rabo y que movidos por impulsos dañan también con asiduidad a sus cuidadores."

Es decir, que según el Partido Popular, los rabos de los perros hay que cortarlos para proteger a las personas, porque son una amenaza para sus dueños porque ocasionan graves y sistemáticas heridas y por lo tanto deben ser considerados armas de destrucción masiva.

Habrá que preguntar en los hospitales el porcentaje de gente que llega diariamente a las urgencias malherida por ataques asesinos de rabos de perro.

Lamentable.