Legislación animal

Volver a la página de legislación animal

Legislación autonómica del Principado de Asturias

DECRETO 115/2002, de 5 de septiembre, por el que se regula el movimiento pecuario en el ámbito territorial del Principado de Asturias



El Principado de Asturias tiene competencia exclusiva en materia de agricultura y ganadería, de acuerdo con la ordenación general de la economía, como establece el artículo 10.1.10 del Estatuto de Autonomía.

La sanidad animal es un factor clave para el desarrollo del sector ganadero, la protección de la salud pública y el mantenimiento y conservación de la biodiversidad.

El movimiento pecuario, consustancial con la actividad ganadera, constituye un factor de riesgo para la sanidad animal, ya que puede ser causa de la introducción de enfermedades en una zona o favorecer la expansión de las ya existentes. Por ello es necesario disponer de un instrumento legal que establezca las normas que regulen tal actividad.

En este sentido, la actividad de los operadores comerciales de ganado, de los transportistas, los certámenes y mercados de ganado, como agentes y elementos que intervienen en el movimiento pecuario, deben ser convenientemente regulados al objeto de garantizar, no sólo que no influyen negativamente en la situación zoosanitaria, sino también el cumplimiento de las exigencias en materia de bienestar animal.

Por otra parte la disminución de la incidencia de las principales enfermedades del ganado gracias a los programas de erradicación, la implantación de nuevos sistemas de identificación animal y la operatividad de sistemas informatizados de control de los movimientos de los animales, permiten introducir nuevas normas para regular los movimientos de ganado.

Por todo ello es necesario revisar el Decreto 174/1995, de 13 de octubre, por el que se regula el movimiento del ganado en el territorio del Principado de Asturias, norma vigente hasta ahora, con el fin de adaptar la normativa a la situación actual, que ha resultado afectada por normas estatales de carácter básico.

En su virtud, a propuesta del Consejero de Medio Rural y Pesca y previo acuerdo del Consejo de Gobierno en su reunión de 5 de septiembre de 2002,

D I S P O N G O

Artículo 1.—Objeto y ámbito de aplicación:

El presente Decreto tiene por objeto la regulación del movimiento de ganado, cuando el transporte tenga como origen y destino el ámbito territorial del Principado de Asturias, y la actividad de los operadores comerciales, de los transportistas, los mercados y certámenes ganaderos y los centros de limpieza y desinfección de vehículos de transporte de ganado.

Artículo 2.—Definiciones:

A los efectos del presente Decreto, se entiende por:

a) Autoridad competente: el titular de la Dirección General competente en materia de ganadería de la Administración del Principado de Asturias.

b) Certamen ganadero: concentración de ganado que se realiza con fines comerciales o no, que puede realizarse en instalaciones no permanentes, ni exclusivas, y que se celebra de forma esporádica. Tendrán consideración de certamen ganadero: las ferias, concursos, subastas, muestras y exposiciones de ganado.

c) Explotación de ganado de trato: conjunto de construcciones, instalaciones y fincas utilizadas por un operador comercial de ganado para albergar los animales objeto de su actividad, debiendo constituir una unidad de producción separada e independiente de cualquier otra explotación ganadera.

d) Ganado: todo animal de la especie bovina, ovina, caprina, porcina y equina. También tendrán la consideración de ganado, a los efectos del presente Decreto, las aves, conejos, animales de peletería, abejas, animales de acuicultura, y otros animales de granja, de renta o de abasto, mantenidos, cebados o criados para obtener rentabilidad de los mismos.

e) Medio de transporte: todo vehículo o remolque que tenga reservada y acondicionada la parte de carga para el transporte de ganado.

f) Mercado de ganado: concentración de ganado con fines comerciales, que se realiza en establecimientos permanentes y exclusivos para tal fin, que se celebra periódicamente y regulado por ordenanza municipal.

g) Operador comercial de ganado: cualquier persona física o jurídica dedicada a la actividad de compra y venta de ganado con fines comerciales.

h) Poseedor: cualquier persona física o jurídica responsable de los animales, con carácter permanente o temporal, incluso durante el transporte o en un mercado.

i) Transporte: todo desplazamiento de ganado que se efectúe en un medio de transporte incluyendo la carga y descarga de animales.

j) Transportista: cualquier persona física o jurídica que posea un medio de transporte destinado al transporte de ganado.

Artículo 3.—De los mercados de ganado:

1. Los establecimientos en los que se celebren mercados deberán tener un emplazamiento separado de cualquier edificio por un espacio libre y dispondrán de:

a) Un recinto vallado, de forma que se impida el acceso de vehículos, animales o personas por espacios distintos a los habilitados para tal fin.

b) Medios humanos y materiales necesarios para desarrollar eficazmente las funciones de control y registro de entradas y salidas de vehículos y animales.

c) Muelles de carga y descarga de ganado, y zona de aparcamiento de vehículos.

d) Instalaciones adecuadas para el alojamiento, manejo y circulación del ganado que permitan una eficaz limpieza y desinfección, que deberán realizarse después de cada utilización.

e) Locales dedicados en exclusiva para los servicios veterinarios oficiales, dotados de los medios suficientes para llevar a cabo sus funciones, incluyendo los equipos informáticos y líneas de comunicaciones para realizar las tareas de control necesarias.

f) Local para aislamiento de animales enfermos o sospechosos.

g) Instalación de agua potable y de desagües suficientes.

h) Dispositivos en los accesos al recinto que permitan la desinfección de las ruedas de los vehículos.

i) Instalaciones adecuadas para el lavado y desinfección de los medios de transporte.

j) Mecanismos adecuados para la eliminación higiénica de cadáveres y desechos.

k) Zonas diferenciadas de almacenamiento de alimentos, cama y estiércol.

2. Los mercados de ganado deberán contar para su celebración con autorización expresa de la Consejería competente en materia de ganadería. El titular del mercado deberá presentar la solicitud de autorización dirigida al titular de dicha Consejería, adjuntando la siguiente documentación:

— Calendario de celebración de mercado.

— Especies de los animales a concentrar.

— Plano de situación.

— Croquis de las instalaciones.

— Memoria técnica firmada por el titular o responsable del mercado, en la que se recojan todas las operaciones y procedimientos previstos para garantizar en todo momento el cumplimiento de los requisitos establecidos en el punto 1 de este artículo.

Artículo 4.—De los certámenes ganaderos:

1. Los recintos en los que se celebren certámenes de ganado deberán permitir el aislamiento suficiente de los animales allí concentrados y dispondrán de:

a) Zona de acceso al recinto que permita el adecuado control de la entrada y salida de vehículos y animales.

b) Instalaciones que permitan el adecuado manejo de los animales.

c) Medios humanos y materiales necesarios para desarrollar eficazmente las funciones de control y registro de entradas y salidas de vehículos y animales.

d) Emplazamiento adecuado del local destinado a los Servicios Veterinarios Oficiales, dotado de los medios suficientes para el desarrollo de sus funciones.

2. Los certámenes de ganado deberán contar para su celebración con autorización expresa de la Consejería competente en materia de ganadería. Para ello, cada Ayuntamiento deberá presentar la solicitud de autorización dirigida al titular de dicha Consejería, en la primera quincena de diciembre de cada año, con el calendario de certámenes que pretenda celebrar durante el año siguiente. En la solicitud se incluirá de forma expresa el compromiso de cumplir los requisitos establecidos en el apartado 1 de este artículo.

Artículo 5.—Registro de los operadores comerciales de ganado:

1. Se crea en la Dirección General competente en materia de ganadería el Registro de Operadores Comerciales de Ganado del Principado de Asturias.

La inscripción en el mismo de todo operador cuyo domicilio o razón social radique en el ámbito territorial del Principado de Asturias es obligatoria antes del inicio de la actividad.

2. Para acceder a dicho registro los operadores comerciales de ganado presentarán solicitud, según modelo que se recoge en el anexo 1 de este Decreto, y deberá ir acompañada de la documentación complementaria que se especifica en la misma. Las solicitudes se presentaran en la oficina comarcal de la Consejería competente en materia de ganadería que corresponda a su domicilio social, o en cualquiera de las formas previstas en el art. 38 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y de Procedimiento Administrativo Común.

3. En la solicitud de inscripción en el registro es obligatorio declarar la utilización, o no, de explotación de ganado de trato. En caso afirmativo la inscripción quedará supeditada al registro de dicha explotación, conforme al artículo 7 de este Decreto.

4. Presentada la solicitud con la documentación referida y verificado el cumplimiento de las condiciones exigidas, por la Dirección General competente en materia de ganadería se procederá a la inscripción en el registro. La inscripción deberá practicarse en el plazo de seis meses a contar de la presentación de la solicitud en alguna de las formas previstas en el apartado 2 de este artículo, teniendo el silencio efectos estimatorios.

5. A todo operador registrado se le expedirá un carnet de operador comercial de ganado, que constituirá la autorización sanitaria para operar, debiendo ser presentado por su titular para cualquier trámite administrativo, a requerimiento de la autoridad competente.

6. El carnet será único e intransferible y deberá renovarse cada cuatro años y diligenciarse cada dos años. Para la renovación se seguirán los mismos trámites que en la primera inscripción, debiendo solicitarse en los treinta días anteriores a su caducidad. El diligenciado bianual deberá solicitarse antes de transcurridos dos años desde la autorización inicial y será realizado por los veterinarios oficiales de las oficinas comarcales correspondientes de la Consejería competente en materia de ganadería, una vez comprobado que se siguen cumpliendo las condiciones y compromisos establecidos en la inscripción inicial y demás disposiciones legales de aplicación.

La ausencia de solicitud de renovación o diligenciado del carnet en el plazo establecido, el incumplimiento de notificar la modificación de los datos y cualquier otro incumplimiento de la normativa aplicable, podrá dar lugar a la exclusión de oficio del registro y en su caso la baja de la explotación de ganado de trato, por un período mínimo de dos años, sin perjuicio de otras posibles sanciones que, según la normativa vigente, le fueran aplicables a la infracción o infracciones cometidas.

7. Cualquier modificación de las condiciones que dieron lugar a la inscripción en el registro, así como el cese de la actividad, deberá ser comunicada a la Dirección General en materia de ganadería que deberá proceder a la actualización de los datos del registro.

Artículo 6.—Registro de movimientos de compraventa de animales:

1. Todo operador comercial de ganado deberá llevar un registro actualizado de movimientos de compra-venta de animales que contenga, ordenada cronológicamente, la siguiente información:

a) Fechas de los movimientos.

b) Origen.

c) Destino.

d) Identificación de los animales.

2. Los operadores que dispongan de explotación de ganado de trato no anotarán en el registro los animales que incorporen a la misma, si dichos movimientos tienen que ser anotados en el correspondiente libro de registro de la explotación, en función de la normativa aplicable a cada especie en cuanto a identificación y registro.

3. Todo operador comercial de ganado está obligado a comunicar, al comprador o vendedor según proceda, los siguientes datos:

a) Nombre y apellidos, DNI y código de operador.

b) Código de Explotación Agraria de origen o destino de los animales.

4. Los titulares de explotaciones ganaderas están obligados a proporcionar a la autoridad competente la identidad de cada operador comercial de ganado con quien realicen cualquier transacción de ganado.

Artículo 7.—Registro de explotaciones de ganado de trato:

1. Se crea en la Dirección General competente en materia de ganadería el registro de explotaciones de ganado de trato, siendo obligatoria la inscripción, previamente al inicio de la actividad, de todas aquellas instalaciones destinadas a albergar el ganado de trato, ubicadas en el ámbito territorial del Principado de Asturias.

2. La inscripción en el registro de explotaciones de ganado de trato se realizará previa solicitud del titular según el modelo recogido en el anexo II de este Decreto, debidamente cumplimentada, y adjuntando la documentación complementaria que se especifica en la misma. La solicitud se presentará en la oficina comarcal de la Consejería competente en materia de ganadería que corresponda según la ubicación de la explotación, o en cualquiera de las formas previstas en el art.

38 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y de Procedimiento Administrativo Común.

3. Presentada la solicitud con la documentación referida y verificado el cumplimiento de las condiciones exigidas para estas instalaciones por los veterinarios oficiales, por la Dirección General competente en materia de ganadería se procederá a la inscripción en el registro. La inscripción deberá practicarse en el plazo de seis meses a contar de la presentación de la solicitud en alguna de las formas previstas en el apartado 2 de este artículo, teniendo el silencio efectos estimatorios.

A cada una de las explotaciones registradas se les asignará un Código de Explotación Agraria (CEA).

Artículo 8.—Características de las explotaciones de ganado de trato y su régimen:

1. Los establos destinados a la actividad de trato deberán ser independientes físicamente de otras explotaciones de ganado y sólo podrán incorporar animales procedentes de explotaciones calificadas sanitariamente. A estas instalaciones les serán exigibles los siguientes requisitos:

a) Tener capacidad suficiente para poder aislar a todos los animales en caso de que sea necesario.

b) Ser adecuadas para albergar convenientemente a los animales, abrevarlos, alimentarlos y proporcionarles los cuidados que pudieran necesitar y permitir la carga y descarga en condiciones correctas.

c) Tener diseño y condiciones adecuados para facilitar la inspección de los animales.

d) Utilizar materiales para la construcción de los establos, recintos y equipamiento en general que permitan una fácil limpieza y desinfección.

e) Cumplir la normativa vigente sobre bienestar animal, identificación, registro de movimientos, ordenación de explotaciones y demás disposiciones vigentes que les sean de aplicación.

2. Toda explotación de ganado de trato deberá contar con un libro-registro que será facilitado por la Consejería competente en materia de ganadería y donde su titular deberá anotar todas las entradas y salidas de animales en la misma, manteniéndolo debidamente actualizado. Dicho libro deberá conservarse a disposición de la autoridad competente unmínimo de tres años desde el cese de la actividad.

3. Cualquier modificación de las condiciones que dieron lugar a la inscripción en el registro, así como el cese de la actividad, deberá ser comunicada a la Dirección General competente en materia de ganadería, que deberá proceder en su caso a la actualización de los datos.

El incumplimiento de la obligación de notificar la modificación de los datos y cualquier otro incumplimiento de la normativa aplicable podrá implicar la baja de la explotación de ganado de trato y la exclusión del registro de operadores, por un período mínimo de dos años, sin perjuicio de otras posibles sanciones que, según la normativa vigente, le fueran aplicables a la infracción o infracciones cometidas.

4. Las explotaciones de ganado bovino, ovino y caprino de trato, registradas y que cumplan con las disposiciones sanitarias en vigor, tendrán la consideración de explotaciones calificadas sanitariamente a efectos de las autorizaciones de traslado de animales.

Los animales que permanezcan más de treinta días en una explotación de ganado de trato requerirán, previa a la autorización de salida de la misma con destino diferente al sacrificio, la realización de pruebas individuales para diagnóstico de las enfermedades sometidas a programas de erradicación y control.

Artículo 9.—Registro de los centros de limpieza y desinfección:

1. Se crea en la Dirección General competente en materia de ganadería el registro de centros de limpieza y desinfección de vehículos de transporte de ganado, siendo obligatoria la inscripción, previamente al inicio de la actividad, de todas aquellas instalaciones destinadas a tal finalidad que estén ubicadas en el ámbito territorial del Principado de Asturias.

2. La inscripción en el registro de centros de limpieza y desinfección se realizará mediante solicitud del titular presentada en la oficina comarcal de la Consejería competente en materia de ganadería que corresponda según la ubicación del centro, o en cualquiera de las formas previstas en el art.

38 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y de Procedimiento Administrativo Común.

A la solicitud se acompañará la siguiente documentación:

a) Plano de situación, en el que figuren las principales vías de comunicación.

b) Croquis detallado de las instalaciones.

c) Memoria descriptiva de las operaciones de limpieza y desinfección, incluyendo indicación de la maquinaria o dispositivos a utilizar, productos empleados y sistema de evacuación de las aguas residuales y de las camas.

d) Horario de funcionamiento.

3. Verificado el cumplimiento de las condiciones exigidas para estas instalaciones, por la Dirección General competente en materia de ganadería se procederá a la inscripción en el registro. La inscripción deberá practicarse en el plazo de seis meses a contar de la presentación de la solicitud en alguna de las formas previstas en el apartado 2 de este artículo, teniendo el silencio efectos estimatorios.

4. Tras efectuar las operaciones de limpieza y desinfección en cada vehículo, el centro expedirá al transportista un justificante, en el que figurará obligatoriamente el número de registro del centro, la fecha de la limpieza y desinfección y la matrícula del vehículo.

5. Los mercados y mataderos deberán contar obligatoriamente con centros de limpieza y desinfección debidamente registrados y mantenerlos en condiciones de operatividad.

Artículo 10.—Condiciones generales del transporte de ganado:

1. El transporte de ganado deberá realizarse en vehículos diseñados específicamente para ello, que cumplan con los requisitos y características técnicas exigibles en cuanto a bienestar de los animales durante el mismo.

2. Todo los elementos del vehículo, incluyendo jaulas, equipos de carga y descarga, y separadores, deberán ser limpiados y desinfectados después de cada descarga y encontrarse en debidas condiciones de higiene antes de efectuar una nueva carga. La limpieza y desinfección deberá acreditarse mediante el oportuno justificante de limpieza y desinfección del vehículo.

3. En la carga y descarga de los animales y durante su transporte, deberán cumplirse las normas de bienestar animal.

4. Se prohíbe el transporte simultáneo en el mismo vehículo de animales con distinta calificación sanitaria, salvo que su destino directo sea el sacrificio en un matadero autorizado.

En todo caso los transportistas velarán porque el lote de animales no entre en contacto en ningún momento, desde el lugar de origen hasta el lugar de destino, con animales de calificación sanitaria inferior.

5. El transportista será el responsable del cumplimiento de la normativa aplicable al transporte de ganado, sin menoscabo de la responsabilidad que pueda recaer sobre el cuidador de los animales durante el transporte, entendiéndose como tal al conductor si no se acompaña de un cuidador especialmente designado a tal función.

Artículo 11.—Registro de transportistas de ganado:

1. Se crea en la Dirección General competente en materia de ganadería el registro de transportistas de ganado, siendo obligatoria la inscripción, previamente al inicio de la actividad, de todos aquellos transportistas cuyo domicilio o razón social radique en el ámbito territorial del Principado de Asturias.

2. La obligación de inscripción en el registro no será de aplicación para los transportistas exclusivamente titulares de maquinaria agrícola o de remolques con peso máximo autorizado que no supere los 750 kilogramos, sin que ello exima del cumplimiento de la normativa aplicable al transporte de ganado.

Artículo 12.—Régimen y funcionamiento del registro de transportistas de ganado:

1. La inscripción en el registro de transportistas de ganado se realizará mediante solicitud del titular según modelo recogido en el anexo III de este Decreto, identificando el vehículo destinado al transporte de ganado y adjuntado la documentación complementaria que se especifica en la misma, y presentada en la oficina comarcal de la Consejería competente en materia de ganadería que corresponda a su domicilio, o en cualquiera de las formas previstas en el art. 38 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y de Procedimiento Administrativo Común.

2. Presentada la solicitud y la documentación referida anteriormente y previa comprobación por los veterinarios oficiales de la Consejería competente en materia de ganadería de la conformidad de los requisitos técnico-sanitarios y de protección animal establecidos en la legislación vigente, por la Dirección General competente en materia de ganadería se procederá a la inscripción en el plazo máximo de seis meses, teniendo el silencio efectos estimatorios.

3. Efectuada la inscripción en el registro, por la Dirección General competente en materia de ganadería se procederá a la expedición de la autorización de transportista, válida para el transporte de animales vertebrados que se efectúe en todo el territorio de la Unión Europea, y de la tarjeta o tarjetas de autorización de cada uno de los vehículos que se inscriban. Estas últimas deberán acompañar al vehículo al que se refieran en cada transporte que realicen.

4. Los vehículos que se autoricen quedarán inscritos en una de las dos modalidades siguientes:

a) Autorizados para traslados de más de ocho horas de duración.

b) Autorizados para traslados de una duración máxima de ocho horas.

El transportista declarará en la solicitud, y para cada vehículo, el uso al que se va a destinar, en función de la duración de los traslados.

5. La autorización de transportista deberá renovarse cada cuatro años, siguiendo los mismos trámites que en la primera inscripción y debiendo solicitarse en los treinta días anteriores a su caducidad.

La ausencia de solicitud de renovación en el plazo establecido supondrá la exclusión de oficio del registro.

6. El incumplimiento de la normativa aplicable al transporte de animales podrá dar lugar a la exclusión del transportista del registro y retirada de la autorización de los vehículos inscritos, por un período mínimo de dos años, sin perjuicio de otras posibles sanciones que, según la normativa vigente, le fueran aplicables a la infracción o infracciones cometidas.

7. Cualquier modificación de las condiciones que dieron lugar a la inscripción en el registro deberá ser comunicada inmediatamente a la Dirección General competente en materia de ganadería.

Artículo 13.—Registro de transporte:

1. El transportista está obligado a llevar para cada vehículo un registro actualizado en el que figure, siguiendo un orden cronológico, la siguiente información:

a) Número y especie de animales transportados.

b) Lugar y fecha de recogida de los animales, nombre del propietario e identificación de la explotación o centro de concentración donde se recogieron los animales.

c) Lugar y fecha de entrega e identificación de la explotación o centro de concentración de destino.

d) Fecha y lugar de limpieza y desinfección del vehículo.

e) Detalles de la documentación sanitaria de acompañamiento.

2. El libro-registro de transporte deberá conservarse, al menos, durante tres años.

Artículo 14.—Identificación del ganado durante el transporte:

1. Los animales objeto de transporte deberán estar identificados durante el transporte según la normativa vigente en cada caso y con las marcas oficialmente aprobadas.

2. En las aves, conejos y animales de peletería, cuando se proceda a trasladar partidas de más de una procedencia se identificará cada una de las jaulas con el Código de Explotación Agraria de origen de forma que la identificación no pueda ser destruida por los animales. Si todos los animales proceden de la misma explotación, la partida quedará identificada con la documentación que deberá acompañar a los animales durante el transporte.

3. La identificación de ganado objeto de transporte deberá ser completada con cualquier otro documento que la Administración competente determine, atendiendo a las circunstancias sanitarias de cada caso.

Artículo 15.—Documentación para el transporte de ganado:

1. El transporte de ganado debe ir amparado, como norma general, por una Guía de origen y sanidad pecuaria, cumplimentada por los servicios veterinarios oficiales de la Consejería competente en materia de ganadería.

Cuando el transporte tenga como origen y destino el territorio del Principado de Asturias, la Guía de origen y sanidad pecuaria tendrá una validez de ocho días desde la fecha de su expedición.

2. Todo animal de la especie bovina, además, debe ir acompañado de su documentación de identificación bovina (DIB) correspondiente, conforme a su normativa reguladora (R.D. 1980/1998, de 18 de septiembre, por el que se establece el sistema de identificación y registro de los animales de especie bovina).

3. La Guía de origen y sanidad pecuaria no ampara el traslado de animales diagnosticados como positivos en las campañas de saneamiento ganadero, debiendo utilizarse, en estos casos, la autorización específica correspondiente.

4. En sustitución de la Guía de origen y sanidad pecuaria, a la que se refiere el apartado 1 de este artículo, para el transporte que tenga como origen y destino el territorio del Principado de Asturias, y siempre que por circunstancias epizootiológicas no se prohíba, se autoriza la utilización de la documentación que a continuación se especifica:

a) Los titulares de explotaciones de ganado bovino, ovino o caprino, registradas en el Principado de Asturias, que posean el título de explotación calificada sanitariamente y con el documento de acreditación sanitaria en vigor, podrán utilizar dicho documento original o una fotocopia compulsada del mismo para transportar los animales registrados en su explotación.

En casos de compraventa, esta documentación no podrá ser utilizada por el comprador como sustituto de la Guía de origen y sanidad pecuaria, excepto para realizar el primer movimiento desde el lugar de la compra.

No obstante, el documento de acreditación sanitaria no podrá utilizarse para amparar la salida de animales de la especie bovina desde los mercados en los que se realice registro informatizado de entrada, siendo en estos casos obligatorio que se ampare dicha salida mediante la Guía de origen y sanidad pecuaria.

b) Los titulares de las explotaciones registradas en el Principado de Asturias, de las especies contempladas en el ámbito de aplicación del presente Decreto, que cumplan las normas veterinarias y de sanidad animal que establece la legislación vigente, para transportar los animales registrados en su explotación con destino directo desde la explotación a un matadero autorizado del Principado de Asturias, podrán utilizar un documento de traslado a mataderos, según modelo del anexo IV, que será expedido por la Consejería competente en materia de ganadería.

El documento de traslado a mataderos tendrá las siguientes características:

• Sólo serán validos cuando estén cubiertos en todos sus apartados y estén fechados y firmados por el titular de la explotación.

• Sólo tendrán validez durante el día de su expedición.

• Carecerán de validez aquellos documentos que presenten correciones, enmiendas o tachaduras de cualquier clase.

• Serán facilitados, previa solicitud realizada por los titulares de explotaciones registradas en el Principado de Asturias, en la oficina comarcal de la Consejería competente en materia de ganadería correspondiente a su domicilio.

• Constarán de original y copia. Los originales deben acompañar a los animales hasta el matadero, las copias deberán conservarse durante un período de tres años, desde su expedición, a disposición de la autoridad competente y se presentaran para la solicitud de nuevos documento de traslado a mataderos.

Cualquier indicio de mala utilización dará lugar a la denegación de nuevos documentos de traslado a mataderos, y a la retirada de los ya entregados.

El titular de la explotación será en todo momento el responsable del buen uso de los documento de traslado a mataderos que reciba y deberá comunicar a los servicios veterinarios oficiales correspondientes el extravío, alteración, sustracción o cualquier otra incidencia ocurrida en relación con los mismos.

c) Los propietarios de équidos que cumplan las normas veterinarias y de sanidad animal que establece la legislación vigente podrán utilizar, para trasladar los équidos de su propiedad, el libro de identificación caballar (LIC), el pasaporte de la federación ecuestre internacional (FEI), la tarjeta/certificado de origen expedida por la jefatura de cría caballar o la tarjeta de identificación equina del Principado de Asturias que figura como anexo V.

d) Los titulares de explotaciones acuicolas registradas que cumplan con los programas sanitarios establecidos, podrán utilizar la acreditación sanitaria oficial en vigor.

5. En todo caso, la documentación para el transporte de ganado deberá ser completada mediante cualquier otro documento que la Administración competente determine reglamentariamente.

Artículo 16.—Notificación de incorporación de animales:

1. En aquellas especies para las que no exista otra normativa específica al respecto, todos los titulares de explotaciones registradas en el Principado de Asturias deberán informar a la autoridad competente, en el plazo de siete días, de toda incorporación de animales a la explotación, presentando la documentación necesaria que acredite su origen y situación sanitaria.

2. Por razones sanitarias la autoridad competente podrá establecer cuarentena obligatoria para aquellos animales que se incorporen a la explotación.

Artículo 17.—Traslados por razones de extrema urgencia:

Si por accidente o por cualquier otra circunstancia que comprometa el estado de salud o bienestar de los animales, éstos deben ser trasladados de urgencia a un matadero, la Guía de origen y sanidad pecuaria podrá ser sustituida por un certificado oficial del veterinario que atendió a esos animales en el que se harán contar los siguientes extremos:

a) Nombre, apellidos y dirección del titular de la explotación así como el Código de Explotación Agraria.

b) Número de identificación o reseña de los animales.

c) Motivo de extrema urgencia que dé lugar al traslado para el sacrificio.

d) Tratamientos realizados sobre los animales.

Artículo 18.—De la inspección y control:

1. Corresponde a los veterinarios oficiales de la Consejería competente en materia de ganadería llevar a cabo las inspecciones y controles que se estimen necesarios para verificar el cumplimiento de lo dispuesto en el presente Decreto.

2. Las personas relacionadas con el origen, tránsito y destino de los animales están obligadas a facilitar y colaborar en dichas inspecciones y controles y a presentar la documentación relacionada que les sea requerida.

Artículo 19.—Infracciones y sanciones:

El incumplimiento de lo dispuesto en el presente Decreto, será sancionado de acuerdo con la Ley de Epizootias, de 20 de diciembre de 1952, y su Reglamento, de 4 de febrero de 1955.

Artículo 20.—De la adopción de medidas provisionales:

Con independencia de las medidas sancionadoras que procedan, por la autoridad competente podrán adoptarse, a fin de asegurar la eficacia de la resolución final que pudiera recaer en el correspondiente expediente sancionador o con independencia del mismo, entre otras, las siguientes medidas provisionales:

a) La clausura preventiva de la explotación y la inmovilización del ganado en la misma.

b) La suspensión de la autorización de transportista y del medio de transporte.

c) La suspensión de la autorización de operador.

d) La retirada de todos los documentos necesarios para realizar la actividad de transporte y compraventa de ganado contempladas en el presente Decreto.

e) Retirada de la tarjeta de calificación sanitaria al titular de la explotación.

f) La inmovilización del ganado durante el transporte, en el lugar que determine la autoridad competente, cuando se sospeche de alguna anormalidad epizoótica o existieran deficiencias en la documentación que debe acompañar a los animales. Esta inmovilización se podrá mantener hasta que se aclaren los motivos que dieron lugar la misma y durante un máximo de cuarenta y ocho horas, pudiendo en caso contrario ser destinados al sacrificio.

Disposiciones adicionales

Primera.—En el caso de producirse circunstancias sanitarias especiales que lo justifiquen, la autoridad competente podrá suspender la validez de los documentos sustitutivos de la Guía de origen y sanidad pecuaria.

Segunda.—Los operadores comerciales de ganado que con fecha de entrada en vigor del presente Decreto consten en el registro de tratantes u operadores comerciales según el Decreto 174/95 y reúnan los requisitos señalados serán inscritos de oficio en el Registro de Operadores Comerciales de Ganado.

Tercera.—Los titulares de medios de transportes inscritos en el registro de vehículos dedicados al transporte de ganado, y que reúnan las condiciones exigidas en el presente Decreto serán inscritos de oficio en el Registro de Transportistas.

Cuarta.—La Consejería competente en materia de ganadería podrá exigir documentación complementaria que acredite de forma satisfactoria la compraventa o cesión de animales.

Disposiciones transitorias

Primera.—Se considerarán válidas, hasta su caducidad o sustitución, las anteriores autorizaciones de vehículos dedicados al transporte de ganado emitidas en cumplimiento del Decreto 174/1995, de 13 de octubre, por el que se regula el movimiento de ganado en el territorio del Principado de Asturias.

Segunda.—Los titulares de los mercados y de los centros de limpieza y desinfección dispondrán de un plazo máximo de seis meses, desde la entrada en vigor del presente Decreto, para adaptarse a las exigencias del mismo y solicitar la autorización correspondiente.

Disposicion derogatoria

Queda derogado el Decreto 174/1995, de 13 de octubre de 1995, por el que se regula el movimiento de ganado en el territorio del Principado de Asturias, y las disposiciones de igual o inferior rango emanadas de los órganos de la Comunidad Autónoma que se opongan a lo previsto en el presente Decreto.

Disposiciones finales

Primera.—Se modifican los plazos máximos para determinar los efectos del silencio que se establecen para la inscripción en el Registro de Tratantes de Ganado u Operadores y para la inscripción en el Registro de Vehículos Dedicados al Transporte de Ganado, en el Decreto 67/2002, de 16 de mayo, por el que se aprueban las normas relativas a procedimientos administrativos de la Administración del Principado de Asturias (anexo I; Consejería de Medio Rural y Pesca; Ganadería), que quedan establecidos en seis meses.

Segunda.—Se faculta al titular de la Consejería competente en materia de ganadería para dictar cuantas disposiciones se estimen oportunas para el desarrollo del presente Decreto.

Tercera.—La presente disposición entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el BOLETIN OFICIAL del Principado de Asturias.

Dado en Oviedo, a 5 de septiembre de 2002.—El Presidente del Principado, Vicente Alvarez Areces.—El Consejero de Medio Rural y Pesca, Santiago Menéndez de Luarca Navia Osorio.—14.393.

Este documento es de carácter informativo y no tiene valor jurídico. Para más información, consulte el Boletín Oficial correspondiente.

Volver a la página de legislación animal