La fisioterapia equina no puede ser ejercida por profesionales no veterinarios

Las leyes españolas reservan a los veterinarios el tratamiento de la salud y enfermedad de los animales en exclusiva. Por lo tanto, cualquier profesional que quiera ofrecer servicios de fisioterapia a cualquier animal, ya sea perro, gato o caballo, debe tener previamente el título de veterinario.

La fisioterapia es competencia de los fisioterapeutas, pero con una particularidad, que es que sea aplicada a humanos. Por la misma razón que un cardiólogo humano no puede operar de corazón a un perro, un fisioterapeuta no puede tratar a un animal, salvo que sea veterinario que haya aprendido fisioterapia.

Por lo tanto, la fisioterapia animal ejercida por fisioterapeutas solo es legal si además, ese profesional es veterinario.

Añadir nuevo comentario