Como alimentar a un cachorro de perro

Nuestro cachorro ya está en casa, y entre todos los aspectos que hay considerar, uno de ellos es la comida. ¿Cómo debemos alimentar a un cachorro? Los perros tienen necesidades específicas que son diferentes a las de las personas, de modo que precisan de una alimentación diferente para mantenerse sanos.

Una buena alimentación es fundamental para el crecimiento del cachorro. Nuestro perro debe crecer mucho en poco tiempo, por ello debemos prestar mucha atención a su alimentación.

Lo primero, el modo y el lugar. Los comederos del perro siempre estarán en el mismo lugar de la casa, en un sitio donde el animal esté a gusto y donde nosotros no nos tropecemos con ellos (sino, terminaremos dando nosotros mismos patadas a los comederos por no estar correctamente colocados). Así, el animal sabrá que su comida está en ese lugar y no en otro. Y deben comer siempre a la misma hora.

Los cachorros en general necesitan comer tres veces al día. Por lo tanto, haremos tres tomas: mañana, mediodía y noche. En cada toma pondremos la cantidad indicada por nuestro veterinario o nos guiaremos por las tablas impresas en los paquetes de comida, según su edad y peso. Si tenemos un vaso medidor (que nos darán gratis en la clínica veterinaria) es muy fácil medir la cantidad de comida. En caso contrario, podemos usar una báscula de cocina para pesar la comida.

Para pesar a nuestro cachorro en casa, podemos usar una báscula de baño. Primero nos pesamos nosotros y luego nos pesamos con el cachorro en brazos. Hacemos la resta y ya tenemos el peso aproximado de nuestro cachorro.

Por último, no olvidar el agua fresca. Nuestro cachorro siempre debe tener agua fresca y limpia en el bebedero. Cuando le pongamos la comida, tiramos el agua vieja y rellenamos con agua limpia, y a lo largo del día miraremos si el perro tiene agua. Si los perros son grandes, o es verano, o el animal ha hecho mucho ejercicio, es fácil que termine con el agua del bebedero de una sentada.