Ingredientes y etiquetas en las comidas para perros

El listado de ingredientes en las etiquetas de los alimentos para perros suele emplear un lenguaje técnico poco familiar para la gran mayoría de las personas. Los dueños no tienen claro cual es la diferencia entre carne, harina de carne, harina de carne y hueso o subproductos de carne. Además, nos solemos alarmar por cosas que leemos en Internet en sitios poco fiables y alarmistas, y suponemos que los ingredientes de la comida para perros tiene una pésima calidad.

En los ingredientes utilizados en los alimentos comerciales para mascotas podemos encontrar distintas categorías dependiendo de la calidad del producto. Vamos a explicar los más importantes:

Carne: es la carne limpia derivada de mamíferos sacrificados. Se limita al músculo esquelético, la lengua, el diafragma, el esófago, el corazón, con o sin la grasa que los recubre, y la piel, los tendones, vasos sanguíneos y nervios que acompañan a la carne.

Subproductos de carne: son las partes limpias no comercializadas de mamíferos sacrificados. Incluye riñones, bazo, pulmones, hígado, cerebro, sangre, hueso, tejido adiposo parcialmente desgrasado, estómago e intestino (sin contenido). No incluye pelo, cuernos, pezuñas y dientes.

Harina de carne: es el producto obtenido de tejidos mamiferos excepto el pelo, sangre, pezuñas, cuernos, contenido estomacal y estiércol, excepto en cantidades inevitables. No debe contener materiales extraños añadidos. El nivel de calcio no debe exceder más de 2,2 veces el nivel de fósforo. No debe contener más del 12% de residuos no digestibles y el contenido máximo de proteína cruda indigestible no debe superar el 9%.

Harina de carne y huesos: es el producto obtenido de los tejidos mamíferos que incluye huesos, excepto la sangre, el pelo, las pezuñas y cuernos, el contenido estomacal y estiércol, excepto en cantidades inevitables. Debe tener un contenido mínimo de fósforo del 4% y el nivel de calcio no debe exceder más de 2,2 veces el nivel de fósforo. No debe contener más del 12% de residuos no digestibles y el contenido máximo de proteína cruda indigestible no debe superar el 9%.

Harina de carne de ave: son las partes trituradas y limpias de las carcasas de las aves, incluyendo cuellos, patas, huevos en incompleto desarrollo e intestino, menos las plumas excepto en cantidades inevitables.

Solubles: son el producto obtenido de la hidrólisis enzimática y/o química de tejidos no descompuestos. Si son de pollo incluyen las cabezas, las patas y las vísceras. Si son de carne incluyen pulmones, bazo, riñones, cerebro, hígado, sangre, huesos, tejido graso, el estómago y los intestinos.

Ahora vamos a analizar la etiqueta del pienso. La etiqueta de la imagen de este artículo se corresponde con una etiqueta real de un pienso de gama alta de una marca reconocida en el mercado. Los ingredientes son: "maíz, harina de carne de ave, arroz, solubles de carne, grasa animal, huevo completo desecado, celulosa, pulpa de remolacha, sustancias minerales, semilla de lino, aceite de pescado, aceite vegetal."

El orden de los ingredientes indica la cantidad de mayor a menor. Vemos que el ingrediente principal es maíz y luego lleva harina de carne de ave. Eso significa que lleva carcasas de ave (no indica cual) triturada, una vez retiradas las pechugas y los muslos. En los supermercados podemos encontrar estas carcasas que se comercializan para hacer caldo. El siguiente ingrediente es el arroz, y luego tenemos solubles de carne, grasa animal y huevo completo desecado. Está bien que lleve huevo, ya que es la mejor fuente de proteínas que existe.