Cálculos urinarios - piedras en la vejiga de los gatos

Los cálculos urinarios o piedras en la vejiga, son acumulaciones de cristales minerales en el aparato urinario del animal, más frecuentemente en la vejiga.

Si nuestro gato presenta piedras en la vejiga, lo que se llama urolitiasis, no debemos pensar en una enfermedad única aislada, sino que debe ser valorada como una consecuencia de varios problemas presentes en el animal.

La gravedad de los cálculos dependerá de la ubicación dentro del aparato urinario, su forma, tamaño y cantidad, y la presencia de otras patologías urinarias o infecciones urinarias.

Nuestro gato con piedras en la vejiga presentará varios síntomas como dificultades al orinar, hematuria o sangre en la orina y visitas continuadas a la arena.

Para confirmar que nuestro gato tiene piedras en la vejiga podemos utilizar diferentes pruebas como radiografías, ecografías, análisis de orina y de sangre. Es muy importante conocer que tipo de cálculo es el que afecta a nuestro gato.

El pH de la orina del gato es importante, ya que nos orientará sobre el tipo de cálculo.

El tratamiento será quirúrgico o médico, o una combinación de ambos. Debemos tener en cuenta que la cirugía no resolverá los problemas de base no tratados y que volverán a producir las piedras si no se tratan, aunque es imprescindible en caso de por tamaño las piedras sean tan grandes que no puedan ser expulsadas por la orina.

Tags: