Viajar en coche con el perro, hay que acostumbrarlo

Hay muchos perros que llevan muy mal eso de viajar en coche, lo que al final deriva en distracciones al conducir que nos pueden llevar a tener un accidente. Por eso, lo ideal es acostumbrar a nuestro perro a viajar en el coche desde cachorro.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que el perro debe estar siempre físicamente separado del conductor, de modo que nunca puede alcanzarle y provocar un accidente. Podemos hacerlo de múltiples manera. Con un arnés sujeto al cinturón de seguridad de alguna de las plazas traseras, mediante una barrera de separación, usando un transportín, etc, etc.

Para acostumbrar al perro al coche, empezamos con el coche parado y le dejamos que entre, para que se acostumbre a los olores. Esto lo hacemos durante varios días.

En una segunda fase, dejamos encendido el motor y metemos al perro dentro del coche en el espacio que vaya a ocupar.

Si se mantiene relajado, nos movemos con el coche a lo largo de la calle, luego podemos dar una vuelta a la manzana, siempre a baja velocidad y observando como reacciona.

Si se pone nervioso, tendremos que seguir insistiendo en los pasos anteriores hasta que para él sea como un premio montar en coche, sobre todo si es para ir al campo.

Si tu perro se marea a pesar de todo, consulta a tu veterinario sobre medicaciones anti mareo.

Tags: